viernes, 3 de febrero de 2017

De paseo



De paseo.

Caminan por aquel parque
la pareja prescindible
y se sienten empapados
por un aire enamorado.
Un ciclista va silbando
una música sin tiempo
que a las nubes las dispersa
sobre pinos que verdean.
La pareja le pregunta
el por qué de esa música.
Corre el ciclista feliz
silbando y sin oír.
Marcha la pareja al fin
y no dejan de reír
que se sienten empapados
por aires enamorados.

2 comentarios:

  1. Cuando uno está así de empapado de amor...todo son risas y no hay preocupaciones...

    Besos.

    ResponderEliminar