sábado, 23 de marzo de 2019

Dos poemas de sendas suicidas



MUJER-CASA (Anne Sexton)

Algunas se casan con la casa.
Un nuevo tipo de piel; con su corazón,
su boca, hígado y tripas ruidosas.
Muros permanentes y rosa.
Vedla arrodillada el día entero
sacando brillo y a su vez lavándose.
Allí, ellos van del ronzal, engullidos cual un Jonás
al interior de sus carnosas madres.
De resultas, ella (mujer-casa) es su madre.
Ese es el quid de la cuestión.

HOUSEWIFE
Some women marry houses. / It's another kind of skin; it has a heart, / a mouth, a liver and bowel movements. / The walls are permanent and pink. / See how she sits on her knees all day, / faithfully washing herself down. / Men enter by force, drawn back like Jonah / into their fleshy mothers. /
A woman is her mother. / That's the main thing.
(Anne Sexton, de Live or Die, 1966)

PALABRAS (Sylvia Plath)

Hachas
que hacen gritar a la madera,
¡y sus ecos!
ruidos en fuga
desde el centro, cual caballos.

La savia
gotea en lagrimones,
como agua empeñada
en restaurar su espejo
sobre el mármol

que goteara repetida,
en blanca calavera,
sumergida entre zarzas.
Años después
–las encuentro de camino–

palabras secas y desbocadas
chasquido sin fin de cascos.
Mientras desde
el fondo del charco, impávidas estrellas
rigen la vida.

WORDS
Axes / After whose stroke the wood rings, / And the echoes! / Echoes traveling / off from the center like horses. // The sap / Wells like tears, like the / Water striving / To reestablish its mirror / Over the rock // That drops and turns, / A white skull, / Eaten by weedy greens. / Years later I / Encounter them on the road – // Words dry and riderless / The indefatigable hoof-taps. / While / From the bottom of the pool, fixed stars / Govern a life. (Sylvia Plath, 1963)


jueves, 21 de marzo de 2019

Cuarto y último cinco



Cada mañana rezo a mi nuevo Dios.
Incluso le pido que no me cuide.
No quiero un Dios que me juzgue.
Cada noche me río de mi nuevo Dios.
O mejor dicho me río con Él.

martes, 19 de marzo de 2019

4 5's tercera



Cinco dedos de sus manos
y otros cinco más de los pies
beso cada mañana en la cama
veinte acciones de gracias.
Cinco flores en las macetas
de un balcón recién encalado
al que me asomo en pijama
soñando estos poemas.
Cinco corazas me cubren
en las luchas con los versos
que son los besos que ella
aunque no me dé, desea.

domingo, 17 de marzo de 2019

Luis Serrano Alarcón: Marco Polo.











Maravilla, milagro y la magia.
(Marco Polo. Los años de Cathay.
Luis Serrano Alarcón)


Para el comerciante
lo que hacía aquella música
en su alma era maravilloso.
Y le admiraba.
Y no podía comprarlo.


Para el cristiano el trato
con un emperador sagrado
era milagroso.
Y le sobrecogía.
Y no podía relatarlo.


Para el escritor los avances técnicos
y la organización social
le resultaron magia.
Y le abrumaban.
Y no podía entenderlo.

sábado, 16 de marzo de 2019

Sus días circulares




En el paisaje interior soñado
amanece, crece, se alza
y desaparece un temporal territorio.
Al que llamo pentagrama de emociones
porque mi mente está viva y recuerda.

Un fantasma guía mi cuerpo
responsable del azul sentimiento
(placer de caricias y besos)
Un fantasma que tiene el mal gusto
de recordar perseverante
la negra muerte que todo lo tacha.

Mi rebelión ante ella no es airada
y se concreta un decidido trazo
del blanco color del espíritu.
Como inmortal broche a la obra
que representa mis circulares días.



viernes, 15 de marzo de 2019

4 cincos 2ª



Cinco sentidos fuera de la piel.

La palabra dicha o escrita
que acaricia o golpea.
El gesto en vivo o en diferido
que obedece u ordena.

El sueño del vuelo a otro lecho
que escupe o ama.
La indiferencia del menosprecio
que irrita o encorajina.

La rendición y el miedo
que se palpan en el ambiente.

miércoles, 13 de marzo de 2019

CUATRO CINCOS




CUATRO CINCOS

Son cinco paradas de metro.
Diarias. El mismo orden de mañana
y el inverso de tarde.
El símbolo de mi tristeza.
Son cinco barrotes a mis sueños.
Cárcel. Régimen abierto de sábado
a domingo de angustia.
El monstruo de la pesadilla.
Son cinco razones sanitarias.
Infarto. Cama articulada de hospital
y ridículo trasero al aire.
El anuncio del desenlace.
Son cinco empujones literarios.
Poemas. Traducción de emociones
que otros tradujeron.
El amor por la poesía.