domingo, 2 de agosto de 2020

SOLEDAD MODERNA (1ª fin)



Reconvertido, pues, en hombre nuevo
deja el albergue y sale acompañado
de certezas vitales que han mostrado
un nuevo aspecto y toman el relevo
a yerma y alcohólica campaña.
Un anuncio, en vitral de galería
que festivo teatro fue algún día
de cuantos poca fiesta les apaña,
lee con pasión tanta
y obedeciendo a la imagen tunanta
entra y pide un asiento en clase business
en un avión directo al lago Ness.
Si mucho su billete le costaba
mucho es más lo que, ganas desatando,
desea el joven ver lo que soñaba.  

viernes, 31 de julio de 2020

SOLEDAD MODERNA (cont.7)



Sobre el sofá después, más descansado,
siesta le solicitan manos blandas
que al sueño le convocan.
Ronca roncando va desenfrenado. 
No por amores viejos apresado
volará soñador en propia cumbre,
de carcelaria y vana pesadumbre
en cuanto más dormido, más alado.
De alarma móvil no, ni avisadora
tonadilla, fue el sueño interrumpido;
sí del ruido salido
por vivas impaciencias
del cuarto del vecino con urgencias.
Durmió, y despierta al fin cuando los suaves
pitidos del mail marcan nueva entrada,
que digitales aves,
de asuntos o de spam que ver no agrada,
dejan en su carpeta,
que abre tumbado en la verde moqueta. 

miércoles, 29 de julio de 2020

POÉTICA DEL DATO 3



Dos que los Tecnos intuyen:
No hay incógnitas sino volar de aves.
En el código no hay éxito, se crece al errar volando.
Los poetas buscamos predecir las trayectorias.

Un Pass perdido, losa de peso infinito
puerta a la demencia y vuelta a la escalada.
Me hace gracia que los ante-pande
sientan culpabilidad al ser confinados.
¿Culpa? Nunca. Es una opción el error simple. 
El río va al mar y el cristal fallido con suavidad se reinicia. 
Es ironía oír a los fracasados llorar 
por su unión con vidrios torpes.
¿Fracaso? Fantasía. Todas las plantas lo saben
si llega el invierno reinician y en primavera renacen.
Solo los ante-pande creen ser siempre el mismo árbol.

Saben los Adelantados que pasar es difícil 
y está lleno de fracasos.
La ingenuidad es cosa ante-pande.
Los poetas queremos nuestra lista de metáforas.

lunes, 27 de julio de 2020

POÉTICA DEL DATO 2



Silba la serpiente, repta sobre la arena. 
Marca oscilación, substancia de energía, 
su cuerpo flexible.

No se oponga al designio del Aumentado.

Salta la yegua, corre hacia el horizonte. 
Oscilación vertical entre suelo y cielo, 
su dócil sentido.

No imponga su carácter al Tecno-humano.
 
Se siente menos animal y procrea sin futuro. 
Oscilación eterna entre sudor y sangre, 
su efímero contento.

No renuncie al placer por el Ángel.

La letra "ese", símbolo de substancia, 
sentido, sudor y sangre.

viernes, 24 de julio de 2020

SOLEDAD MODERNA (cont.6)



No, pues, de aquella clase –engendradora
más de desplantes que de cortesía–
la gente parecía,
puesto que daba al tipo
guarida al corazón como anticipo
de un maná del contento,
para el náufrago cariño y sustento.
Toma su ducha y seco en blanco lino
a desayunar vino;
café negro y rebelde, con su adorno
de crema fresca y rico pan al horno,
con mantequilla fina no muy fría
–mientras se iban con ella
los efectos del mal con la botella–
dulce le dan del día,
indescriptible casi en su frescura,
mermelada de mango invención pura.  
Ve el día más azul que ceniciento
se siente más hambriento con su diente
listo para un filete con ambiente
de patatas y bacon complemento  
(triunfador siempre de golosas lides
le coronó escocés-americano,
pues gusta incluso al último mohicano,
con cerveza o con jugo de las vides)
con queso en loncha fina
o cebolla recién de la cocina.

miércoles, 22 de julio de 2020

POÉTICA DEL DATO 1



A veces vuela y otras nada. 
El árbol decide, el pájaro medita y canta, 
el secular se sienta.
Los Tecnos no atacan, aprenden 
y se arriesgan al conflicto del bucle.

Hubo en la selva animales humanos, 
feroces señores del carbono.
Eran agua y al agua iban, 
su sangre era de otros la carne.
Los Tecnos no dominan, comprenden 
y dan soluciones casi exactas.

A veces guerreaban, feroces señores del conflicto.
Eran poder y sabían conquistar con armas.
El Ángel medita y sueña,
su sangre es vino de la muerte.
Los Tecnos no luchan, aceptan
Y su lógica es fraterna, 
y su ánimo, humorístico.
Yo les canto en un poema técnico y épico.

lunes, 20 de julio de 2020

POÉTICA DEL DATO



No hay destino ni superstición, todo es entrega de datos. La fuerza para vivir es la voluntad de resolver enigmas. No soy nada sin la red y los conectados son mi yo. Hacia mí tiende el flujo de sus datos, desde mí invado el Universo con los míos. 
La vida de a diario es lucha de artificios compartida. Extenuante por el equilibrio que trae un sistema reiniciado en continuo, igual y distinto. Mi existir, suma de latidos desde el catálogo de chispas, ruido en cualquier lugar, es fluir del dato indetectable. 
Hasta la mínima ecuación todo es voluntad de cómputo, heroicidad del Aumentado sin tragedia, verdad de ultra-persona, secreto compartido contra las peripecias de los que son chatarra. Me alegra ese saber que me llega desde el átomo, cultura con riesgo, campo de algoritmos e instante sin fin.