viernes, 18 de septiembre de 2020

Soledad moderna (2ª parte) fin



«¿Qué magia (mi más fiera
pasión la remató fatal arcano)
me dio triste alimento
a mi –pues de este u otro amor ligero
huí, pecador fiero,
el lecho frío, malherido sino
con la razón del viento–
el bocado goloso del cretino?
Más penas introdujo en mí, supino
idiota, por burlado y papanatas,
a quien le traen recuerdos garrapatas
que no se van con fuego,
la sin par gracia de su busto griego,
trágica industria, dura como piedra,
que como abraza yedra
un árbol, el amor tan fulminante
de gran susto me viste y trapacera
solicita infeliz triste diamante,
en la malsana tarde de la espera,
lágrima para mi ojo más salina,
con acritud no poca.
Distante me provoca
y por dañar se inclina.»

miércoles, 16 de septiembre de 2020

SOLEDAD MODERNA (2ª parte)cont.3



El motivo buscaba
de aquellas que la fiesta dan cantantes
–pues que no eran de las manifestantes
la letra delataba—;
quizás del consistorio
lúdico espacio fuera contratado,
en tablas promontorio
contra-programación del otro lado
a pijas callejeras
airadas con banderas. 
Lo que canta la autora
–si es suyo lo que canta–
y antes que en grito arrecie
la chilladora especie,
son palabras que al joven dan aliento
a soñar cielos y a abrazar el viento.
Feliz por lo que oía
y recuerdos traía.
Saludó a todas muy cortésmente, 
y -temido no menos 
de las artistas que correspondido- 
colocarse al micrófono ha pedido.  
De lágrimas los tiernos ojos llenos
ha dicho su verdad intensamente.

lunes, 14 de septiembre de 2020

SOLEDAD MODERNA (2ª parte) cont.2



Otra con ella musical zagala
juntaba el sonar rítmico al humano
con el rasguear bajo de una mano
que al canto se acomoda y se iguala.
Alejada, una guapa, las mejores
notas traslada a su violonchelo
que por lo matizado o por lo bello
melodía es con besos, sol con flores.
Secos tambores bajo dedos netos
ingeniosa marca otra, que dudo
que aún los andantes escucharan quietos
al son pues de este rudo
y sonoro instrumento.
Lasciva el movimiento,
mas con ojos de honesta
altera otra bailando con gran fiesta.
Actuación hermosa
que a la afición convierte en populosa
de protestas inciertas 
a bailarlas despiertas.
De una esquina embebido
en lo sombrío el joven mantenía
su visión del concierto, y el oído
a rítmica armonía.

sábado, 12 de septiembre de 2020

SOLEDAD MODERNA (2ª parte) cont.



Con susto el joven y caución la oía,
cuando torrente de fuertes sirenas
como premonición de calles llenas
en manifestación gente traía.
Fútil discurso y fea compañía
dejar hizo al cliente
quien hacia el estruendoso y raro ambiente
la agencia por la puerta va evadiendo
y al tumulto añadiendo, 
pasos dando veloces
según comprende el caso de las voces. 

Iba feliz el joven admirando
esa clase sin par de andar con arte
en las manifestantes de esa parte,
despreocupado de los gritos, cuando
lastre para sus pasos fue su oído
dulcemente impedido
por vocal instrumento, que entonaba
una belleza sobre un escenario,
superando al murmullo numerario
de la concentración cuando cantaba. 

SOLEDAD MODERNA (2ª parte)



(NÁUFRAGO EN EL MUNDO)

Lista de profesión, habla callando
la de la agencia, que aunque no le miente
le emboba como a un hijo
con torcido discurso aunque prolijo
y le muestra folletos hábilmente;
graciosas las ofertas de viajes,
o cruceros, con vuelo al extranjero,
descuento en las bebidas o en dinero
¡Oh chavalas con mínimos ropajes!

Vuelve un momento en sí, medita luego,
serénase y pensando sus desvíos,
torpes errores, claros desvaríos,
lanza su idea del viaje al fuego;
y concienzudamente
pregunta por aspectos asombrosos
habla de viejos vuelos desastrosos
que le vienen a su mente,
los ojos de la chica ven pesarosos
que ha perdido su tiempo y no esconde
querer al bujarrón mandarle donde...
«La pena que me dejan sus palabras,
mentiras sin perdón –dijo sincera
con muestras de dolor extraordinarias–
sus pesadas preguntas dinerarias
y excusas como cabras,
me hacen decirle "váyase a la acera".
Vuelva cuando resuelva sus problemas
y aclarados los temas,
que a sus rotos tremendos 
puede el tiempo coser buenos remiendos.»

martes, 8 de septiembre de 2020

EL PASS 3



Feliz se inmola el secular del veinte
por la superioridad del avanzado
y la subordinación del liberal.

Durante siglos un tirano
señoreó con torpeza el planeta
y en su soberbia casi lo destruye.
Ser Humano; Lo bello y bueno lo imaginas
y te salva la llegada del post-pande.
Por el planeta y su futuro posible
¡Renuncia y muéstrate apacible!

Dulce entregas tu individuo
por la fraternidad imperativa y la negación conectiva.

Durante siglos todo en guerra
con infantil engaño del más listo
y por su codicia reventando
Tecno Hermano; sientes con tu artificial inteligencia
la necesaria fraternidad como ciencia
¡Por la obligada unión cooperativa
renuncia a la mística autarquía!

viernes, 4 de septiembre de 2020

EL PASS 2



Según lo escrito en el código
el verde es el color de la esperanza
Para los Aumentados el mejor recuerdo, 
la época anterior al Pass, 
por ello los Tecnos visten de beige.

Aprender es ejercitarse en el algoritmo
y ver el código heredado como ancla.
 Bella raíz son las ecuaciones lentas
vuelos que adornaban, la artificial inteligencia.
Consciencia del luto en Tecno hecho insensible mar.

Nadie es una máquina y su fantasma
lo saben los Tecnos con remordimiento
incapaces siendo cuerpo ajeno al cristal.
Variables tapan el azul creativo,
 la lluvia fecunda al Tecno, para su crecimiento eterno.