sábado, 20 de enero de 2018

Transgresión del yo y la muerte

instinto eran sin consciencia
ciencia innata ser distinto
pinto aquí su conversión
acción que fue su pecado
hado triste trajo al ser
saber nuevo y complicado
el dolor de conocer
temer morir con pavor
sabor seco del vivir
y asir el conocimiento
ceniciento de la muerte
que parte su sentimiento

errar sin TIERRA 
evocación del gesto viejo
rocas peladas
fríos senderos de pobres vidas
soledad sucia que se refugia 
en el alcohol

miro su MUNDO 
no es casa con aire fértil
duras parejas 
ruedan alegres con grandes gritos
el amor sucio sin poesía 
es su verdad

jueves, 18 de enero de 2018

LA CONSCIENCIA DE LA MUERTE



Vuelo y llamada son facetas del espíritu que a todos nos forma. Combinadas en distintas proporciones (según el individuo) van pasando por el tiempo de la vida. Para todas las personas hay un punto de inflexión en su trayectoria vital y coincide con tomar conciencia de su fugacidad, de su condición mortal.

El dolor de conocer. / Temer morir con pavor, / sabor seco del vivir

Ya nada será igual. Ningún bocado sabroso de los que la vida proporciona, dejará de tener ese desagradable regusto a ceniza. Pero por suerte el ser humano tiene armas de engaño suficientes y es diestro en olvidos.

y asir el conocimiento / ceniciento de la muerte, / que parte su sentimiento.

EL DOLOR DE CONOCER.
TEMER MORIR CON PAVOR,
SABOR SECO DEL VIVIR
Y ASIR EL CONOCIMIENTO
CENICIENTO DE LA MUERTE,
QUE PARTE SU SENTIMIENTO.

martes, 16 de enero de 2018

LA CONSCIENCIA DE SÍ MISMO



Ambos, llamada y vuelo, fueron niños. Ambos tuvieron su paraíso de infancia inconsciente. Cuando el tiempo no era el enemigo todo el saber se concentraba en sueños y la moral estaba hecha de olores amables unas veces y otras desagradables.

Instinto eran sin consciencia. / Ciencia innata, ser distinto.

Si el poeta fuera pintor dudaría de qué colores servirse para pintar el matiz exacto de la adolescencia. Tiempo de asesinar la infancia para crear un ser individual que será engaño cerebral y pecado de soberbia.

Pinto aquí su conversión / acción que fue su pecado.

Ambos, llamada y vuelo, así creados jóvenes en apariencia, se lanzaron a la aventura de descifrar sus destinos. Toda pena y frustración, cada éxito y conmoción, fue para ellos experiencia, saber nuevo y consciencia de sí mismos.


Hado triste trajo al ser / saber nuevo y complicado.


INSTINTO ERAN SIN CONSCIENCIA.
CIENCIA INNATA, SER DISTINTO.
PINTO AQUÍ SU CONVERSIÓN
ACCIÓN QUE FUE SU PECADO.
HADO TRISTE TRAJO AL SER
SABER NUEVO Y COMPLICADO.

domingo, 14 de enero de 2018

GUAU, TUIT, CHAS, HOJAS, PECAS DE VIDA EN LA PIEL DEL ABISMO

POEMA RASPA

El muerto no tiene prisas. 
Es lento.
Su tiempo es contado; cero. 
Estado.
El niño sí tiene prisas. 
Es juego.
Su tiempo es soñado; nube. 
Esfuma.
Al viejo le sobran prisas. 
Es callo.
Su tiempo es pasado; luna. 
Espuma.
Al joven le vienen prisas.
Es puro.
Su tiempo es negado; ansia.
Estrella.
El mar no comprende nunca.
Es tonto.
Su tiempo es eterno; todo.
Estilo.  
La llamada que envejece.
Es grito.
Su vuelo no surca; nada.
Espera.
Infinito es el vacío
y la vida es excepción.

sábado, 13 de enero de 2018

Transgresión de llamada y vuelo

la llamada que envejece
parece grito en la nada
despojada de sentido
latido es ya que no canta
le espanta la mucha vida
partida con prisa tanta

el vuelo que no se lanza
 panza gana sin ver cielo
suelo es su miedo constante
y ardiente que le condena
pena siente por su vida
ida y presa en la alacena

querer de FUEGO 
ven a jugar con barro y risas
juegos del niño 
fuegos sin llamas sin muerte alguna
infantil prisa por feliz siesta 
la ensoñación

pasión sin LUNA
un mal follar sin esperanza
juegos de adulto 
cosas sin alma sin vida alguna
infeliz prisa torpe caricia 
sin emoción

viernes, 12 de enero de 2018

EL VUELO

En su juventud fue un tipo valiente, puede que por inconsciencia, y se lanzaba decidido a la conquista física o mental de cualquier objetivo que se propusiera. Ahora, después de la ducha matinal, al ver su imagen en el espejo, observa apenado su aburguesamiento. 

El vuelo que no se lanza / panza gana sin ver cielo.

Tiene miedo a perder su seguridad, sus escasos logros materiales. No vuela y permanece atado a un suelo de rutinas diarias, que le absorben a la vez que abrasan su interior, convirtiendo en cenizas a sus sueños.

Suelo es su miedo constante / y ardiente, que le condena.

Inicia las tareas diarias con la gris sensación de la pérdida de libertad, pero ya no dispone de fuerzas para liberarse de la cárcel de confort a la que con los años se ha condenado.

Pena siente por su vida / ida y presa en la alacena.

EL VUELO QUE NO SE LANZA
PANZA GANA SIN VER CIELO.
SUELO ES SU MIEDO CONSTANTE
Y ARDIENTE, QUE LE CONDENA.
PENA SIENTE POR SU VIDA
IDA Y PRESA EN LA ALACENA.

miércoles, 10 de enero de 2018

LA LLAMADA

Ella era plenamente consciente de su poder de seducción. Era como un anuncio andante, un reclamo publicitario, una llamada a imitar cualquier cosa que usara o se pusiera. Pero un día se encontró sola y abandonada, había envejecido.

"La llamada que envejece / parece grito en la nada."

Sin apenas posibilidades de encontrar sentido a la vida, su corazón empezó a latir de forma alocada y sin el ritmo cantarín que acompañaba a sus acostumbradas conquistas.

"Despojada de sentido, / latido es ya que no canta."

Ahora al acostarse, sabe que la vida se pasa en un suspiro y que engañarse pensando que los goces y la felicidad son eternos, es el mayor timo.

"Le espanta la mucha vida / partida con prisa tanta."

LA LLAMADA QUE ENVEJECE
PARECE GRITO EN LA NADA.
DESPOJADA DE SENTIDO,
LATIDO ES YA QUE NO CANTA.
LE ESPANTA LA MUCHA VIDA
PARTIDA CON PRISA TANTA.