miércoles, 24 de mayo de 2017

NO ERA ESO



La verdad, 
no era "el ser feliz" 
el objetivo a cumplir.
Ni el Estado el guardián
de que todo 
nos fuera bien.
No era eso.

Por supuesto, 
no era "el tener" 
el motor de la vida.
Ni el colegio la fábrica
de futuros millonarios.
No era eso.

Tampoco, es claro, 
era "la propia imagen" 
el centro de la diana.
Ni las actividades culturales
el ecosistema obligado.
No era eso.

Era ser 
lo más entero posible
y tener más realidad 
que capital.
Era parecer 
más pequeño y humilde
como ser completo 
que asume su verdad 
su finitud y la pequeñez 
de sus fuerzas.
Era la belleza 
de estar preparados
para la en nada descartable 
muerte física.

6 comentarios:

  1. Preparados debieramos estarlo todos.
    Profunda reflexión.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Amapola, las flores lo saben de primera mano.

      Besos.

      Eliminar
  2. Tú además de POETA eres FILÓSOFO.
    Qué descartes más reales de lo que se piensa que es la vida , y no, no es ninguna de esas cosas en las que se tiene puesto el interés.
    Estoy de acuerdo con la última estrofa aunque al no ser POETA, no veo esa belleza de estar preparados para ese trance, más bien pienso que sería "la tranquilidad" de estar preparados, aunque he de reconocer que los POETAS decís mejor y más bellas las cosas y además las dulcificais.
    ¡Qué arte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La belleza del equilibrio vital, ese tránsito tranquilo.
      De acuerdo. Pero ni poeta ni filósofo me considero.
      Si acaso currante del verso trabajando sus acentos.
      Don Gabriel sí que era ingeniero de lo mismo.

      Besos.

      Eliminar
  3. Cuando nosotros vamos,tú vuelves...
    No,no era todo eso,era lo que tú dices al final.

    Besos.
    Yo no estoy preparada...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes tiempo. Aun has de dar mucha felicidad a los tuyos.

      Besos.

      Eliminar