jueves, 6 de abril de 2017

EL VUELO


En su juventud fue un tipo valiente, puede que por inconsciencia, y se lanzaba decidido a la conquista física o mental de cualquier objetivo que se propusiera. Ahora, después de la ducha matinal, al ver su imagen en el espejo, observa apenado su aburguesamiento.

El vuelo que no se lanza / panza gana sin ver cielo.

Tiene miedo a perder su seguridad, sus escasos logros materiales. No vuela y permanece atado a un suelo de rutinas diarias, que le absorben a la vez que abrasan su interior, convirtiendo en cenizas a sus sueños.

Suelo es su miedo constante / y ardiente, que le condena.

Inicia las tareas diarias con la gris sensación de la pérdida de libertad, pero ya no dispone de fuerzas para liberarse de la cárcel de confort a la que con los años se ha condenado.

Pena siente por su vida / ida y presa en la alacena.

EL VUELO QUE NO SE LANZA
PANZA GANA SIN VER CIELO.
SUELO ES SU MIEDO CONSTANTE
Y ARDIENTE, QUE LE CONDENA.
PENA SIENTE POR SU VIDA
IDA Y PRESA EN LA ALACENA.

5 comentarios: