viernes, 24 de marzo de 2017

Madalena Alternativa. VII



Castillo de besos fogosos

Cada cohete un recordatorio
de la vida, de no estar muerto.

Unas veces llevando el ritmo
de un corazón desbordado
justo antes del beso.
Otras la tremenda explosión
del saltar lágrimas de felicidad
en medio del abrazo y la caricia.
Y el éxtasis final confirmando
año tras año que existe un alma
y su conmoción por la vida.

2 comentarios:

  1. Se ha perdido mi comentario en esta entrada.
    Te decía que ya decía yo que me gustaban mucho los castillos de fuegos...fíjate todo lo que hay detrás!
    ; )

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues claro que hay cosas detrás de los colorines. Como las hay por debajo de las notas musicales o las palabras de un poema.

      Besos musicales.

      Eliminar