viernes, 17 de marzo de 2017

Crítica de poesía.



Pregúntate siempre si esta retahíla de palabras que tienes ante ti, es:

¿Acontecimiento o eco?
¿Libertad o represión?
¿Desnudar engaños o vestirlos?
¿Arte que vuela o cultura que aterriza?

Mi particular preferencia (no necesariamente acertada):

Un poema como acto extraordinario, que anuncie libertad, desnude timos y tenga la estética del vuelo al espíritu colectivo.
Es decir, por muy maravillosos que sean los sentimientos y las emociones del autor(a), sus ecos en forma de versos me interesan poco.
Si no busca ensanchar las formas y fondos tradicionales, ni pone en tela de juicio las verdades comúnmente aceptadas, que no me llamen para leerlo.

 En conclusión si el poema va del autor(a) y sus cosas, de sus amistades y sus amores o de su ideología, puedo estar muy equivocado, pero mi crítica será negativa.     

3 comentarios:

  1. Como lectora a mí no me importa de donde venga el contenido o cual sea la forma del poema.
    Si me gusta,por su profundidad,originalidad,lirismo o cualquier otro aspecto,me da igual su procedencia.
    Lo mismo me sucede con otras disciplinas.

    Besos.

    ResponderEliminar