domingo, 12 de marzo de 2017

Cada mañana



Cada mañana:

Al despertar del último sueño
resuelvo el acertijo de la muerte.

Al sentir el sabor de la vida
renazco al regocijo de tenerte.
Y al pronunciar la primera frase
siento el feliz reflejo de la suerte.

Al ondear de riesgos y dudas
opongo tu oleaje diferente.
Y al usar tus fonemas compartidos
me rindo a ti, lenguaje, dulcemente.

Al despertar del último sueño
le doblego al enigma sus preguntas.


2 comentarios: