miércoles, 17 de mayo de 2017

PROGRESANDO



Los esclavos 
y su amo.
Amo, dueño 
y propietario.
¿Alguien dueño de mis pensamientos?

Los siervos 
y el noble señor.
Señor de tierras, 
haciendas y diezmos.
Tanto le deben, 
todo le adeudan por generaciones.
¿Tienen dueño mis ilusiones, deseos y equivocaciones?

Capitalistas 
y caciques esclavistas.
Con hipocresía 
los seres humanos humillados.
Dignidad, dominación, igualdad 
mujeres, razas, progreso.
Tomar conciencia de los retos 
es atacar el fundamento de los represores
con la necesidad de llenar este espacio de nuevas preguntas.

9 comentarios:

  1. Por eso los represores no quieren que pensemos...

    Excelente poema!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, pensar, reflexionar e ir un poco más allá cada vez.
      Eso da pánico al poder y en hacerlo está la lucha social.

      Besos.

      Eliminar
  2. Cuando menos sepa un país, cuando menos lea, cuando menos estudie es más fácil de dominar y engañar. De ahí que la cultura le importe tan poco a los que nos gobiernan y cada cual con los medios a su alcancedebe luchar por extenderla.
    Siento haber escrito más de la cuenta, no sé si vení a cuento o no, pero es un tema que me preocupa eso del pan y circo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que muchos estamos muy de acuerdo con lo que dices. También muchos pensamos que la cosa tiene mala solución, por no decir ninguna.

      Eliminar
  3. Cada vez somos más esclavos y hay más esclavos en la sociedad.

    No obstante nadie debería de tener el poder de esclavizar al pensamiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay quien lo tiene, no lo dudes. Mira si no la expresión de los parroquianos de un bar cuando cenan viendo el fútbol. Abducidos por millonarios que dan patadas al balón.

      Eliminar
  4. Aunque ahora que lo releo y veo los otros comentarios creo que te refieres a poder expresar " lo que se piensa libremente" lo cual no siempre es tan fácil por lo ya reflejado en las raíces que quiere liberar tu poema.

    ResponderEliminar
  5. Y lo que yo quise decir es que nadie puede impedir que uno piense libremente aunque en algunos casos le callen a uno la boca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que no me entere yo que te callan nada!

      Eliminar