miércoles, 10 de mayo de 2017

SONETO XIV EBB

Mi particular traducción del SONETO XIV de Elizabeth Barret la mujer de R. Browning junto a la de C. Pujol y el texto original.

Si de mi te enamoras, que no sea
mas que por puro amor. A otros no digas:
"Me encanta su sonrisa, tipo, formas
agradables de hablar, sus ocurrencias
encajan con las mías, y su idea
fue fuente de placer en aquel día"
Que esas cosas podrían por sí mismas
cambiar, o para ti lo que querías
ya no más desear. Tampoco sea
compasión por secar llanto en mejillas.
Se pueden olvidar lloros; ausencia
que trae bienestar si amor repudias.
¡Quiere por puro amor. Dios que enamora
con su constante amar, día tras día!

Soneto XIV

Si has de amarme que sea sólo
por amor de mi amor. No digas nunca
que es por mi aspecto, mi sonrisa, la melodía 
de mi voz o por mi dulce carácter
que concuerda contigo o que aquel día
hizo que nos sintiéramos felices…
Porque, amor mío, todas estas cosas
pueden cambiar, y hasta el amor se muere.
No me quieras tampoco por las lágrimas
que piadosamente limpias de mi rostro…
¡Porque puedo olvidarme de llorar
gracias a ti, y así perder tu amor!
Por amor de mi amor quiero que me ames,
para que habite en los cielos, eternamente.


De: “Sonetos del portugués” – 1850
Traducción de de Carlos Pujol


Sonet XIV

If thou must love me, let it be for nought
Except for love’s sake only. Do not say
“I love her for her smile–her look–her way
Of speaking gently,–for a trick of thought
That falls in well with mine, and certes brought
A sense of pleasant ease on such a day” –
For these things in themselves, Beloved, may
Be changed, or change for thee,–and love, so wrought,
May be unwrought so. Neither love me for
Thine own dear pity’s wiping my cheeks dry, –
A creature might forget to weep, who bore
Thy comfort long, and lose thy love thereby!
But love me for love’s sake, that evermore
Thou may’st love on, through love’s eternity.



Elizabeth Barret Browning

“De: “The Sonnets from the Portuguese” – 1850
Elizabeth Barrett Browning nació el 6 de marzo de 1806.
Perteneció a la familia Barrett y fue una de las poetisas más respetadas de la era victoriana y considerada por muchos como la más grande poetisa inglesa.
Estuvo casada con el poeta y dramaturgo Robert Browning.
Su obra más conocida en España son “Sonetos del portugués” (The Sonnets from the Portuguese), publicado en 1850.
Murió el 29 de junio de 1861.

7 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo con lo que dice el poema, hay que amar de verdad, con la esencia del amor y sin enamorarse del aspecto que variará con el tiempo, eso es seguro que lo hará.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los poetas lo saben desde siempre. Pero otros enamoramientos "venden" más.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Volveré,esto tengo que leerlo con calma.Mola.
    ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale, aquí estará esperándote doña Elisabeth y su sentido del amor.

      Besos.

      Eliminar
  3. Tu traducción es particular,sí...más moderna y menos encorsetada.
    La de Pujol es muy literal.
    Me gustaría que Elisabeth nos diera su opinión,no de este caso en concreto,sino de el fenómeno de la traducción.
    La admiro como escritora,pero también como mujer en la época que vivió.
    Qué parejón con Browning!

    Por cierto,me gusta su sentido del amor.
    ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dice de Azúa en su libro de lecturas compulsivas, que la poesía hay que traducirla continuamente, pero no solo de una lengua a otra sino incluso dentro del mismo idioma, pues el lenguaje cambia como el paisaje. En este caso lo importante del poema era sin duda conocer el sentido que la poeta daba al amor, y tratar de expresarlo de la forma más clara posible para el lector actual.
      Muchas gracias por tu atenta lectura. Me alegra infinito, de verdad.

      Besos.

      Eliminar
    2. Estoy atenta a lo interesante.
      Y este post me lo ha parecido y mucho.

      Eliminar