domingo, 14 de mayo de 2017

HUMILDE APOYO







Pesadas nubes metálicas 
que el fuerte viento no desplaza
Blandas montañas livianas 
que el niño mueve a voluntad
Gruesas palabras sepultando 
voluntades hasta la asfixia
Leves abrazos de algodón 
que no cortan la respiración

Aire mineral y mar metálico
blando hierro
Edificios de azúcar y cielo 
de hormigón.
Restos de alcohol y palabras 
deshojadas del libro-árbol 
de las falsedades impostadas

Tus palabras acarician 
caótico panorama
el cuero interno y llenan su frío vacío

Deseo una caricia más 
de tu mirar soñoliento
Así el sol iluminará
entonces todas las cosas 
con luz de realidad y esperanza

6 comentarios:

  1. El poder infinito de la caricia deseada...que puede con todo.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  2. ¿Qué fue antes la imagen o el poema?.
    Los encuentro formando una unidad indisoluble.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Primero la imagen. El poema intenta ser su écfrasis.

      Besos.

      Eliminar
  3. Qué bonito poema.
    Es un placer leerlo.

    ResponderEliminar