martes, 16 de mayo de 2017

CASA DE SALUD


Esos días de mucha ventolera
no son un día más en la oficina
para –locos en casa de salud–

Y las rubias melenas ondean

Esos días de viento en primavera
brotes de nihilismo– son bosques
de oscura sombra e inquietud

Y las nubes corren y vuelan

Noches de viento y luna de flores
aullando van los lobos y los locos
por las negras colinas sin virtud

Y las indiferentes estrellas vibran 

6 comentarios:

  1. A pesar de todo,me gustan esos días.

    Las estrellas muchas veces se hacen las indiferentes,pero en realidad vibran de verdad...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien, que te gusten y que lo digas.

      Besos.

      Eliminar
  2. Mira salió ese primer comentario. Será que habré hecho algo mal.

    A lo importante: me encanta esa imagen de los "brotes de nihilismo".
    De las estrellas, opino como Carmen, se hacen las interesantes pero su corazoncito al latir las hace rutilar y las descubre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya coincidís en la personalización estelar.
      Perfecto.

      Eliminar
  3. Tal vez no estén tan indiferentes las estrellas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sabes mucho de eso, más que yo seguramente.

      Besos.

      Eliminar