sábado, 18 de febrero de 2017

Invierno



Invierno en el Ribalta.

Todo absoluto ignora el tiempo
como toda forma lo es en él.

Saben de una extraña manera
estos árboles deshojados
el instante preciso primaveral.
Conoce mi alma de igual forma
el momento exacto de renacer.

El mundo al que llega la hoja
tendrá un clima nuevo cambiado
y el mal viento de lo no natural.
La forma en la que reviva mi alma
será la furia de la revolución.

Todo amor supera al gusano
como todo cuerpo muta en él.

5 comentarios:

  1. Sólo he estado en el Ribalta en verano,imagino que ahora desprende e inspira todo lo que has versado.
    Nunca he ansiado tanto una primavera como este año,ya explicaré porqué,es algo largo.
    Así que estoy pendiente de cada pequeño brote de los árboles.

    Los dos versos finales estremecen,por ciertos.
    Gran poema.

    Besos de fon de semana.

    ResponderEliminar
  2. Excelente poema, que alcanza su extensión emotiva en los versos de cierre. Un placer acercarme a tu poesía. saludos desde Madrid.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Oh!, muchísimas gracias. Me has dado una gran alegría, José Luis, con semejante comentario.

      Eliminar